William Crookes, la transcomunicación instrumental y los extraterrestres

William Crookes, la transcomunicación instrumental y los extraterrestres 


Todavía queda mucho que descubrir del físico y químico William Crookes. Tras su muerte, muchas de sus investigaciones con respecto a los fenómenos paranormales fueron destruidas para "proteger" su reputación. En esta valiosa carta enviada al periódico The Spiritualist, del 15 de junio de 1871 Crookes señala dos puntos importantes hasta ahora desconocidos. Crookes hizo sus investigaciones sobre la vida después de la muerte, quedó totalmente convencido que la vida continua después de la muerte, pero no porque lo creyera o lo deseara, sino porque hizo muchas investigaciones científicas sobre el asunto, hay que recordar que él empezó a investigar con la idea preconcebida de que todo era falso y un engaño, llegando a convencerse de todo lo contrario.

En esta carta se destacan dos detalles importantes, el primero es que por entonces los médiums, al igual que pasa ahora, no sólo recibían mensajes de los seres fallecidos, sino que además recibían mensajes de seres de otros planetas, Crookes en la carta se refiere a ellos como "seres inteligentes invisibles distintos de la raza humana", incluso podríamos pensar que se refieren a seres de otras dimensiones, pero que no son ni humanos ni espíritus. Crookes llegó a estar convencido que seres no humanos y vivos en algún lugar del universo también estaban enviando mensajes a través de los médiums.

El otro punto interesante es que estaba haciendo pruebas de transcomunicación instrumental a través del aparato telegráfico. Podríamos decir que William Crookes fue el primero en practicar la comunicación instrumental, con el telégrafo, y al parecer algunos resultados buenos consiguió porque en la carta dice que quería hacer mejoras en la telegrafía para establecer una comunicación con seres del otro lado, en este caso puede referirse a los "otros lados", tanto espíritus como seres de otros planetas o dimensiones.

La carta:


Creo que lo siguiente expresa la idea que hay en mi mente de la otra noche, y que usted me pidió que pusiera en papel. El testimonio histórico es abrumador en cuanto al hecho de que se han producido comunicaciones entre los mortales y los seres inteligentes invisibles distintos de la raza humana: Y la evidencia contemporánea de hechos similares se acumulan diariamente. El tema puede ser abordado desde su lado sentimental y teológico, o examinado en su aspecto científico, y sin desear en lo más mínimo menosprecio al trabajo de los muchos investigadores que están realizando su trabajo bajo la guía de los sentimientos. Creo por mi parte que lo que haga será más bien siguiendo la inclinación de mi propio intelecto y examinando el tema puramente desde el aspecto científico. Desde mi punto de vista, parece ser todo un asunto de legítima investigación científica averiguar:

- Primero: Si tenemos un espíritu distinto del cuerpo, y si esto puede ser demostrado por cualquier prueba, aunque sea dudosa y discutible en la revelación.
- Segundo: Si es así, ¿cuál es la relación entre el espíritu y la materia? ¿Cuáles son sus poderes cuando está unida y cuáles son sus capacidades cuando está en estado libre?
- Tercero: Si existen entidades espirituales inteligentes y distintas, ¿son espíritus de los muertos, o son seres de un orden separados de la raza humana?
- Cuarto: ¿Estos seres inteligentes se comunican con nosotros los mortales en la actualidad? ¿Se están esforzando por mejorar los medios de comunicación?

Una investigación de este tipo y tener éxito, debe ser asumida por un hombre de ciencia, sin sensibilidades ni sentimientos. Todas las ideas románticas y supersticiosas deben ser suprimidas y él debe ser guiado sólo por el duro intelecto. Suponiendo que haya seres inteligentes invisibles tratando de comunicarse con nosotros, es razonable suponer que las mejoras pueden hacerse a modo de telegrafía, y mientras que otros están obteniendo comunicaciones copiosamente redactadas, prefiero dedicarme al trabajo más humilde pero no menos útil de actuar como un ingeniero telegráfico, tratando de mejorar los medios instrumentales en este extremo de la línea, para determinar las condiciones que harán la interconexión más segura y generalmente para obtener una línea en buen estado de aislamiento. Si estas opiniones son correctas, cada mejora en este sentido reaccionará sobre sí misma y dará lugar a nuevas mejoras al facilitar el intercambio de ideas y sugerencias mutuas entre los operadores de cada lado.


William Crookes - Crookes y el mundo de los espíritus

video





DdeCP - Mayo